Detectores

Los detectores son capaces de reconocer diferentes tipos de gases: los combustibles, como propano, butano y natural, y otros como el monóxido de carbono, un gas inoloro y letal que se produce por una combustión deficiente de calderas, cocinas y estufas.